Modelo de virtualización sin análogo

No se necesitan programas de virtualización adicionales

La especialidad de el sistema de virtualización KVM proviene del hecho de que se compila dentro del sistema operacional del host, acabando así con la necesidad de usar múltiples capas de virtualización. En breve, digamos que no se requiere un programa de software extra que oficie de intermediario entre la máquina física y las máquinas virtuales que se van creando. Gracias a ello, el potencial de la capa de virtualización de ser el SPOF, se elimina por completo. Esto se traduce en KVM VPS mucho más céleres y fiables frente a otro tipo de Servidores VPS.
Modelo de virtualización sin análogo

Acceso rápido a los recursos del servidor alocados

Disponibilidad de los recursos del servidor reservados exclusivamente para usted

El método de virtualización avanzado que se asumió para llegar a crear los Servidores Privados Virtuales KVM pone en práctica la idea de una eficiente utilización de los recursos del servidor a disposición. El método KVM se compila dentro del sistema operativo del servidor físico dando lugar a una comunicación directa con el hardware del host omitiendo completamente la capa de virtualización a la hora de encaminar todas y cada una de las solicitudes. Esta redundancia en la comunicación reducida favorece un nivel de prestaciones considerablemente mejor del Servidor Privado Virtual.
Acceso rápido a los recursos del servidor alocados

Un control absoluto sobre el sistema operativo

Una completa libertad para instalar el SO de su preferencia

Una cosa que puede ser interpretada como limitación de los Servidores Privados Virtuales, en comparación con los servidores reservados, resulta ser el sistema operativo en especial – en la mayoría de los casos usted está limitado a una selección de sistemas operacionales que existen en el sistema del proveedor. Teniendo a mano un Servidor Privado Virtual KVM, no obstante, usted puede – instalar prácticamente un sistema operativo cualquier que sea compatible con los requisitos de su servidor y los recursos de hardware del servidor central. Un hecho real como parte del algoritmo específico de la virtualización KVM. KVM entra en núcleo del sistema operacional del servidor, permitiendo a las máquinas virtuales comunicarse directamente con el hardware, descartando la necesidad de facilitar más un nivel de comunicación, presente en una gran parte del resto de soluciones de virtualización.
Un control absoluto sobre el sistema operativo
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL